lunes, 2 de julio de 2012

DA VINCI, LA GIOCONDA y LA DIVINA PROPORCION.




¿Alguna vez se ha preguntado porque la Gioconda transmite tanta armonía?

La cara está perfectamente encuadrada en un rectángulo áureo, al igual que el resto de proporciones de la misma.

1,618...el número de oro

Existe un número, que indica una relación entre distancias, que se repite constantemente en la naturaleza sin que nadie haya sabido explicar aún porqué.

 Fue un comerciante italiano llamado Leonardo de Pisa y apodado Fibonacci (hijo de Bonacci, el apodo de su padre, cuyo significado es bien intencionado) quién escribió la serie que lleva su nombre y que contenía en su interior el enigmático “número de oro”. Fibonacci viajó mucho por oriente y de allí trajo esta serie que había ya sido descubierta por matemáticos hindúes.

La Gioconda es el retrato más famoso de la historia y quizás el cuadro más famoso de la pintura occidental. Su fama se debe probablemente a las múltiples referencias literarias, a las diversas interpretaciones sobre la protagonista y al robo escandaloso ocurrido el 21 de agosto de1911.
Es además la última gran obra de Leonardo, si se tiene en cuenta que siguió retocándola hasta sus últimos años.
 Después de terminar el cuadro, Leonardo llevó su obra a Roma y luego a Francia, donde la conservó hasta su fallecimiento.

 Con la Revolución francesa  llegó al Museo del Louvre, donde se encuentra actualmente.
 Napoleón lo retiró de allí para colocarlo en su cámara personal. Finalmente regresó al museo, donde se alojó hasta 2005 en la Sala Rosa, y fue trasladada en ese año al Salón de los Estados.
 Es pertinente decir que la mayoría de datos acerca del cuadro se poseen gracias al trabajo biográfico del pintor contemporáneo Giorgio Vasari.

En matemática, la sucesión de Fibonacci es la siguiente sucesión infinita de números naturales:
0,1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55,89,144 …
La sucesión inicia con 0 y 1, y a partir de ahí cada elemento es la suma de los dos anteriores.
La Sección Aurea fue designada “Fi” en honor a Fidias (S V AC) escultor y arquitecto griego. 
Los pitgóricos que utilizaban la estrella pentagonal como símbolo de su Escuela hallaron allí el Número Aureo.

 Es un número irracional que escribe la relación entre el lado de un pentágono y su diagonal. Euclides (S III AC) definió el Numero Aureo como una proporción: la relación del todo con el segmento mayor es la misma que la relación del segmento mayor con el segmento menor.

Leonardo da Vinci realiza una visión del hombre como centro del Universo al quedar inscrito en un círculo y un cuadrado. El cuadrado es la base de lo clásico: el módulo del cuadrado se emplea en toda la arquitectura clásica, el uso del ángulo de 90º y la simetría son bases grecolatinas de la arquitectura. En él se realiza un estudio anatómico buscando la proporcionalidad del cuerpo humano, el canon clásico o ideal de belleza.

3 comentarios: